Borges y Lovecraft

Recuerdo con cierto cariño al profesor de Ética que tuve en la carrera. Era un hombre siempre abierto a un buen debate y a quien no le importaba que le llevaran la contraria, siempre y cuando se argumentase. Una anécdota que me ha venido a la cabeza sucedió un día en que metió un curioso patinazo del que únicamente fuimos conscientes dos personas (por cierto, me metí a esto de intentar ser esritor gracias a este compañero). El error cometido fue el siguiente: habló de las novelas del genio argentino del título de este post. ¿Borges? ¿Novelas? Se podría debartir largo y tendido sobre las diferencias entre el cuento y la novela, especialmente si el primero adquiere cierta extensión pero Borges (y que alguien me corrija si me equivoco) nunca escribió una novela sino únicamente cuentos (aparte de poesía).

Este es el primer punto que relaciona a nuestro ciego con nuestro motivo del blog: H.P. Lovecraft y su obra. Ambos solo escribieron cuentos. Incluso una obra como El caso de Charles Dexter Ward se considera un cuento largo más que una novela.

Pero la relación entre ambos autores tiene otro punto importante: Borges emitió un juicio claro y conciso sobre Lovecraft en el epílogo del Libro de Arena:

El destino que, según es fama, es inescrutable, no me dejó en paz hasta que perpetré un cuento póstumo de Lovecraft, escritor que siempre he juzgado un parodista involuntario de Poe. Acabé por ceder; el lamentable fruto se titula There Are More Things.

Como se ve, Borges no tenía muy buena opinión sobre el estilo del autor de Providence. Por cierto que discrepo con la valoración que hace el argentino sobre su cuento. Pienso que es de muy buena factura y muy recomendable para todo aquel que no lo haya leído. Como detalle anecdótico, el título del mismo viene de una frase de Hamlet: "Hay más cosas en el cielo y la tierra, Horacio, de las que haya soñado tu filosofía".

Sin embargo, esta opinión de Borges cambia con el tiempo, como queda reflejado en el párrafo que le dedica en el capítulo de Novela policial, Science Fiction y el lejano oeste de su obra Introducción a la literatura norteamericana:

Lo atraía la ciencia; su primer artículo trataba de astronomía. En vida publicó un solo libro; después de su muerte, sus amigos reunieron en volúmenes su obra considerable, antes dispersa en antologías y revistas. Estudiosamente imitó el patético estilo de Poe y escribió pesadillas cósmicas. En sus relatos hay seres de remotos planetas y de épocas antiguas o futuras que moran en cuerpos humanos para estudiar el universo o, inversamente, almas de nuestro tiempo que, durante el sueño, exploran mundos monstruosos, lejanos en el tiempo y en el espacio. Entre sus obras recordaremos The Colour Out of Space (El color que cayó del cielo), The Dunwich Horror (El horror de Dunwich), The Rats in the Wall (Las ratas en la pared).

Aquí Lovecraft ya no es un "parodista" sino un "imitador". Sí que quiero aclarar el sentido que da Borges a la palabra "patético", un sentido que define muy bien la RAE: "Que es capaz de mover y agitar el ánimo infundiéndole afectos vehementes, y con particularidad dolor, tristeza o melancolía". En esta ocasión creo que el afecto al que se refiere Borges es el de estremecimiento o inquietud.

Hasta aquí este comentario. Quizá más adelante os ofrezcamos desde el blog este interesante relato citado: There are more things.

1 lectores en Miskatonic:

  1. El Arcano dijo...:

    Genial entrada, no tengo nada más que añadir... es Borges, el Gran Maestro.

 
© Miskatonic.es | Plantilla creada por Chica Blogger | Imagen de Miskatonic.es creada por Petter Haggholm: "Escape from R'lyeh"