Tentáculos aparte




A un gran porcentaje de mujeres (y probablemente también a un gran porcentaje de hombres) este niño les parece adorable. No me parece extraño del todo: ésa es la idea del filme, presentar a este pequeño mocoso como un encantador angelito callejero criado por el siempre noble y divertido Charlot. Y es que siendo sinceros, no hay quien se resista a una mirada como ésta.

Jackie Coogan fue el niño que se convirtió en The Kid, el protagonista de una de las películas más recordadas de Charles Chaplin, y la primera producción de larga duración con el cómico personaje del bombín y el bastón. Fue el propio Chaplin quien lo descubrió en un espectáculo de vodevil, donde se presentaba junto a sus padres, también actores de espectáculos menores.

El salto a la fama de Jackie fue increible. El pequeño protagonizó diez películas en su primera década como actor, desde 1921 cuando empezó a trabajar con Chaplin. Tuvo la oportunidad de representar papeles clásicos de la literatura inglesa como Oliver Twist o Tom Sawyer.

Para ese entonces, ya se había convertido en uno de los actores mejor pagados de Hollywood, merchandising incluido: llaveros, figuritas o silbatos con su rostro. Pero su estrella comenzó a decaer, primero porque el niño ya no lo era, estaba creciendo y perdiendo su encanto. Y segundo, por una debacle familiar. Su madre obtuvo el divorcio y la custodia del pequeño, y se casó con Arthur Bernstein, quien se convertiría en su manager. En 1936 murieron su padre y su mejor amigo en un accidente de coche del que sólo Jackie se salvó.

Después de una década de éxitos, ya no conseguía papeles importantes. Decidió dejar a su manager, su padrastro, y recuperar el dinero que había ganado durante su buena racha. Pero de los más de cuatro millones de dólares que había conseguido, sólo recibió $126.000 en 1939, tras un juicio que todavía se recuerda. Tras el juicio, el gobierno de California decretó una ley conocida como la ley Coogan, que obliga a los padres de actores a poner el 15% de las ganancias en un fondo que se entrega al llegar a la mayoría de edad.

Después de eso, la historia de Jack Coogan se vuelve menos interesante. Fue y volvió de la segunda guerra, y regresó para retomar su carrera como actor con papeles de segunda categoría. Y es aquí donde lo encontramos de nuevo, en su faceta más freak.



¡Siiiii! ¡El niño de "The Kid" y el calvo tío Lucas (Uncle Fesser) de los Locos Addams son la misma persona! Son las cosas que tiene mezclar el tiempo libre con las preguntas sobre cine que hace de vez en cuando la Venerada. Éste es uno de los datos más freaks que me he encontrado sobre cine.

Algunos se preguntarán por qué incluyo esta entrada, que es muy freak pero que no tiene nada que ver con Lovecraft ni Cthulhu ni nada parecido. La respuesta es muy sencilla, tiene que ver con ¡HEY MIREN... HAY UN PULPO EN ESA VENTANA!

5 lectores en Miskatonic:

  1. El Erudito dijo...:

    ¿Tom Sawyer, literatura INGLESA? Estooo, ¿sí?

  1. El Arcano dijo...:

    ¡Ay, que línea más corta y despiadada!

    Ya sabemos que Mark Twain (Samuel Langhorne Clemens) nació en Missouri, que queda lejos de las tierras británicas en distancia e historia (porque ek escritor vio la luz 59 años después de la declaración de independencia de los Estados Unidos). Sí, lo sabemos todos.

    Mi referencia a la Literatura Inglesa se parece a la de la Wikipedia, que envía directamente a la página de Literatura en Inglés, que es una asociación directa para no tener que hacer un circunloquio innecesario refiriendome a la literatura en el idioma inglés, lo cual, estando entre eruditos, seguro que no es necesario.

    Son algunas de esas imprecisiones voluntarias que hacemos para referirnos a detalles provenientes de los Estados Unidos, como cuando (en Europa y otras partes del mundo) hablamos de "los Americanos" o "los norteamericanos" o "los yanquis", cuando ninguna de estas expresiones es lo suficientemente precisa.

    Y no más, que tengo un pollo en la sartén que no está interesado en el sexo de los ángeles.

  1. El Erudito dijo...:

    ¿Y por qué no decir Literatura Inglesa y en inglés? Pones a continuación a ambos personajes y, ¡ale hop!, la frase sigue siendo escueta, mucho más clara e incluye un elegante juego de palabras.

  1. El Arcano dijo...:

    Uhm, me parece que en vez de corregir lo que parece un error, voy a darte la razón, y luego voy a sentarme a buscar más material para el blog.

    Así, ¡ale hop! más cosas para que comentes.

  1. El Erudito dijo...:

    Con lo bien que me estaba pasando...

 
© Miskatonic.es | Plantilla creada por Chica Blogger | Imagen de Miskatonic.es creada por Petter Haggholm: "Escape from R'lyeh"