Ocho mentiras sobre Lovecraft


Mucho se ha escrito y hablado en estos setenta años, sobre la vida y obra del escritor más famoso de Providence, pero no todo es verdad. Rumores, bulos, verdades a medias, sospechas y hasta chismes han rodeado la historia de un hombre cuya existencia fue anodina. Tal vez todos esos mitos han aparecido simplemente porque parece mentira que una literatura tan llena de misterios, oscuridad y leyendas perteneciera a un personaje lánguido y aburrido, cuyas hazañas no cautivan tanto como sus letras.

MITO 1
Lovecraft fue un ermitaño que nunca dejó Nueva Inglaterra

Muchos se han referido a Lovecraft a menudo como un hombre enclaustrado, quizás porque se cree que tuvo más amigos por correspondiencia que en persona. Sin embargo, está claro por sus cartas que pasó una gran cantidad de tiempo visitando a sus conocidos en su ciudad y a través de todo el este de los Estados Unidos. De hecho, se podría argumentar que pudo reunirse con sus amigos más de lo que suele hacerlo la mayoría de la gente, debido a su constante falta de empleo.

Lovecraft viajó a menudo y escribió extensamente sobre esos recorridos. Sus diarios de viajes incluyen “Vermont: Una Primera Impresión” (1927), “Observaciones Respecto a Varias Partes de América” (1928), “Recorridos en las Provincias de América” (1929), “Balance De Una Visita A Charleston” (1930), y "Una Descripción De La Ciudad De Quebeck, en Nueva Francia, añadida recientemente a los dominios de Su Majestad Brtánica". Con 75.000 palabras, este último fue el trabajo más largo de Lovecraft (por lo menos un 50% más extenso que el Caso de Charles Dexter Ward), y él lo describió como “136 páginas de mala escritura.”

Sus viajes lo llevaron bastante lejos al sur, hasta De Land (Florida) y Nueva Orleans (Luisiana); hasta el lejano oeste en Cleveland (Ohio); hasta el norte en Quebec (Canadá) y hasta la isla de Nantucket por una semana. Tenía muy poco de ‘ermitaño’.


MITO 2
Lovecraft era homosexual

El hecho de que Lovecraft tuvo poco éxito con las mujeres y en cambio tuvo muchos amigos varones, ha llevado a ciertas personas a creer que fue homosexual. Sin embargo, hay que recordar que Lovecraft estuvo casado (brevemente) y su esposa lo describió como “un amante adecuadamente excelente” (Sonia H. Davis, en “Memories of Lovecraft: I,” The Arkham Collector, No. 4, Invierno 1969). Algunos de los amigos y conocidos de Lovecraft (especialmente Roberto H. Barlow, Samuel Loveman, y Hart Crane) eran homosexuales, pero él no parece haberse dado cuenta de esto. Lovecraft deja claras sus actitudes frente a la homosexualidad en una carta a J. Vernon Shea fechada el 14 de agosto de 1933:

“De hecho –aunque por supuesto siempre he sabido que la pederastia es una costumbre repugnante de la homosexualidad en muchas culturas antiguas– nunca he oído nada referido a la homosexualidad como un instinto después de los treinta… lo cual sobrepasa tu marca. Es posible, creo, que esta perversión ocurra con más frecuencia en algunas edades que en otras, debido a ciertas causas biológicas y psicológicas poco claras. Los años de decadencia –cuando la psicología no resuelve nada– parecen favorecerla. Desde luego, el hecho de que en épocas antiguas estuviera extendida la práctica de la pederastia (una costumbre que muchos aceptaban ciegamente, sin ninguna inclinación especial), no puede ser tomado actualmente como una medida del grado de perversión psicologica.”

Adicionalmente, en una carta August Derleth con fecha del 16 de febrero de 1933, Lovecraft también escribe:

“en lo que se refiere a la homosexualidad, la principal y primordial objeción contra ello es que es de naturaleza (física e involuntariamente, no simplemente moral o estéticamente) repugnante a una mayoría abrumadora de la humanidad…”

Algunos pueden discutir que esta postura de Lovecraft es simplemente defensiva, pero no existe ninguna evidencia para indicar que existió algun tipo de inclinación homosexual. Desde luego, esto no quiere decir tampoco que sus inclinaciones heterosexuales fueran especialmente fuertes. Lovecraft, como muchos intelectuales, se centró sus atenciones y esfuerzos en búsquedas más mentales que físicas, y sencillamente no tenía ningún tipo de intereses sexuales intensos.


MITO 3
“Colaboraciones Póstumas” de Augusth Derleth

Después de la muerte de Lovecraft, Augusth Derleth tomó fragmentos de los escritos de Lovecraft (del “Libro de Lugares Comunes”, por ejemplo), y las incorporó en historias, escritas enteramente por él mismo.

De acuerdo con la “Bibliografía” de S.T. Joshi, el relato “El Que Acecha en el Umbral” de Derleth, con más de 50.000 palabras, incorpora sólo 1.200 palabras escritas por Lovecraft. Ninguna de estas ‘colaboraciones póstumas’ deben ser consideradas como escritas por Lovecraft. A pesar de esto, muchas de esas historias se han publicado con Lovecraft y Derleth como autores, o solamente bajo el nombre de Lovecraft. Ciertos libros incluyen relatos como éste con el nombre de Lovecraft en la portada, aunque fueron casi enteramente un trabajo de Derleth.


Mito 4
Hastur el Innombrable fue una invención de Lovecraft

Hastur es mencionado solamente por Lovecraft en una historia, “El Que Susurra en la Oscuridad” En este caso, Hastur se menciona en la misma escena que otras criaturas, lugares, y cosas:

“Me encontré miserablemente enfrentado a términos que había escuchado en alguna otra parte en la más horrible de las conexiones - Yuggoth, el Gran Cthulhu, Tsathoggua, Yog-Sothoth, R’lyeh, Nyarlathotep, Azathoth, Hastur, Yian, Leng, the Lake of Hali, Bethmoora, el Signo Amarillo, L’mur-Kathulos, Bran, y el Magnum Innominandum - y fui arrastrado a través de eones sin nombre y dimensiones inconcebibles a los mundos de los Primigenios, las entidades que el autor enloquecido del Necronomicón había concebido solamente de una forma vaga.”

Hastur fue pedido prestado por Lovecraft a Robert W. Chambers, quien a su vez lo había tomado prestado de Ambrose Bierce. En “Un Habitante de Carcosa”, Bierce describe a Hastur como un dios de pastores. Chambers lo utiliza más adelante como el nombre como el de una ciudad. Lovecraft nunca deja claro lo que desea que sea Hastur: su sola mención se realiza para evcar una atmósfera.

En el párrafo citado del relato “El Que Susurra en la Oscuridad” se puede observar que el último nombre de la lista es el Magnum Innominandum, la expresión latina para “lo que no debe ser nombrado”. Como de costumbre, Lovecraft no deja claro a qué se refiere pero, al parecer, Derleth combinó esta referencia con la de Hastur para crear a “Hastur el Innombrable”.


MITO 5
Cita de Lovecraft sobre magia negra

En su introducción a “El Horror de Dunwich”, Augusth Derleth cita el siguiente comentario de Lovecraft:

“El esquema de los Mitos es básico en la historia del género humano, pues representa la lucha original entre el bien y el mal. En esto, se asemejan extraordinariamente al mito cristiano, sobre todo por lo que se refiere a la expusión de Satanás del Edén y a la encarnación eterna del mal en la figura de Satanás. “Todas mis narraciones, aun cuando no guarden relación entre sí”, escribió Lovecraft, “ se basan en la tradición o leyenda según la cual este mundo estuvo habitado en épocas anteriores por otra raza que, como consecuencia de las prácticas de magia negra, perdió su dominio y fue expulsada, pero vive en algún lugar del exterior dispuesta en todo momento a volver a adueñarse de la Tierra”.

De hecho, esta cita no es de Lovecraft, sino de Harold Farnese, un corresponsal suyo. Después de la muerte de Lovecraft, Derleth escribió a Farnese, preguntándole si podría pedirle información sobre las cartas de Lovecraft. Farnese accedió alegremente, y le envió cartas con dicha información. En las cartas que Farnese escribió a Derleth, constantemente aparece ‘citando’ a Lovecraft, aunque estas citas parecen ser, en el mejor de los casos, sólo interpretaciones. En una de ellas, Farnese escribió:

“Sobre felicitar a HPL sobre su trabajo, él me contestó: “Todas mis narraciones, aun cuando no guarden relación entre sí, se basan en la tradición o leyenda según la cual este mundo estuvo habitado en épocas anteriores por otra raza que, como consecuencia de las prácticas de magia negra, perdió su dominio y fue expulsada, pero vive en algún lugar del exterior dispuesta en todo momento a volver a adueñarse de la Tierra.

Derleth tomó esta cita como un hecho y la utilizó en varias ocasiones, pero en las investigaciones sobre la correspondencia de Lovecraft no aparece el texto. Las comparaciones de las referencias revelan que Farnece no estaba realizando citas textuales, sino escribiendo lo que recordaba .


MITO 6
La descripción de Lovecraft del Símbolo Arcano (Elder Sign)

En ninguno de sus cuentos, Lovecraft da una descripción física de este símbolo. Lo menciona apenas cuatro veces, y parece ser que se trata de un gesto de la mano. En una carta a Clark Ashton Smith, fechada el 7 de noviembre de 1930, Lovecraft finaliza con el siguiente comentario:

“De nuevo te agradezco en nombre de Tsathoggua por tus recientes envíos, y espero ver pronto más artículos de tu pluma. Añado el Símbolo Arcano y el Sello de N’gah, otorgados en el Oscuro Ciclo de Y’hu.”

Seguidamente, Lovecraft firmó con su nombre (“Ec’h-Pi-El”), y dibujó dos peculiares figuras. La última, el Sello de N’gah, parece ser un escarabajo macho con seis patas y tres cuernos. La anterior, el Símbolo Arcano, se asemeja a la rama de un pino o un abeto, y está dibujada a la derecha. La idea de que el Símbolo Arcano es un pentagrama con un ojo llamenante en el centro es debida a la descripción de Augusth Derleth en “El Que Acecha en el Umbral”.

MITO 7
El Necronomicon es verdadero

Esta es, con facilidad, la idea falsa más extendida con respecto a Lovecraft. Han aparecido libros enteros con el nombre del Necronomicón, llenos de conjuros y descripciones inventadas. Y en multitud de bibliotecas (incluyendo la del Congreso de los Estados Unidos) hay fichas bibliográficas del Necronomicón. Comentar este tema requeriría probablemente un libro entero para documentar todos los bulos que lo rodean.

MITO 8
La inspiración de Lovecraft proviene de la mitología sumeria

Esta idea errónea, muy común, proviene la edición falsa del Necronomicon de un tal “Simon”, muy divulgada por internet. El origen de este libro ficticio se basa supuestamente en la mitología sumeria y babilónica, y revela que Lovecraft exploró fuentes similares cuando creó su pseudo-mitología. Hace comparaciones entre las criaturas de Lovecraft y las figuras de la mitología sumeria:

Lovecraft Sumerios
Cthulhu Ctha-lu, Kutulu
Azathoth Azag-thoth
Shub-NiggurathShub Ishniggarab

Estas comparaciones son realmente poco convincentes, puesto que ninguno de estos nombres existe en las mitologías sumeria o babilónica. Cualquier buen texto que hable sobre cualquiera de las dos mitologías demuestra este dato. Además, sugerir que Lovecraft tuviera que plagiar estos nombres de una mitología existente, va en contra de su hábito de crear los nombres enteramente no humanos para sus criaturas y demerita la calidad de su imaginación.


Traducido de H.P. Lovecraft Misconceptions, un artículo del H.P. Lovecraft Archive.

9 lectores en Miskatonic:

  1. El Erudito dijo...:

    ¿Qué decir? Un fortísimo aplauso por el trabajo de traducción. Aun así, seguirá habiendo quien se piense alguna tontería, especialmente lo del Necronomicón como libro auténtico.
    Respecto al tema de los nombres y las mitología, lanzo mi cuarto a espadas: por lo fonética es mucho más probable que se basara en sonidos (que no en nombres) de los idiomas nativos de los indios de Nueva Inglaterra o incluso en el árabe; recordemos a Crowley fomentando el egipcio antiguo y que en esa época estaba muy en boga el país de las pirámides por los descubrimientos/saqueos arqueológicos..

  1. El Arcano dijo...:

    Había un par de Mitos para traducir, uno sobre la masonería del padre de Lovecraft y otra sobre su posible encuentro o conocimiento de Crowley... pero me dejó agotado la traducción y creo que voy a dejar ese par de anotaciones para el septuagésimoquinto aniversario.

  1. Caronte dijo...:

    magnífico trabajo.

  1. De acuerdo con arcano.

  1. Juegos de Ben 10 dijo...:

    La traduccion exelente.

  1. mensajes claro dijo...:

    En realidad no me gusta este juego , Pero tiene muchos fanaticos.

  1. Hola:
    aun tengo algo de dudas sobre el trabajo de Lovecraft n_n me recomiendas alguna pagian en especial para investigar apenas me tope con este tema.
    n_n tu trabajo me gusto mucho

  1. Es increíble que aún haya gente que piense que la mitología de Lovecraft era cierta (véanse toneladas de vídeos en youtube)pero es cierto que literariamente es un argumento muy atrayente para urdir ficciones con juegos metaliterarios, una tentación a la que no me he podido resistir, habiendo escrito una novela ("Imposible pero incierto") que parte de esta falsa pero evocadora premisa.

  1. Toni dijo...:

    Gran aporte, muy cierto que todos estos bulos circulan desde hace tiempo... y la progresiva fama que ha ido adquiriendo últimamente le hace todavía más vulnerable a ellas.

    Y otra cosa: alguien sabe si es posible usar elementos de lovecraft sin consentimiento (por ejemplo la grafía de uno de los símbolos que aquí se citan, como el arcano, en la cubierta de un libro)? Imagino que ya no tendrá derechos, pero no sé si hay algo más (soy lego en estos temas).

    Gracias!

 
© Miskatonic.es | Plantilla creada por Chica Blogger | Imagen de Miskatonic.es creada por Petter Haggholm: "Escape from R'lyeh"