Innsmouth: de Galicia a Oregon


Era un núcleo urbano muy extenso, de casas apretadas, pero carente de signos de vida. Apenas si salía un hilo de humo de toda la maraña de chimeneas. Tres elevados campanarios descollaban rígidos y leprosos contra el azul de la mar. A uno de ellos se le había desmoronado el capitel. Los otros dos mostraban los negros agujeros donde antaño estuvieran las esferas de sus relojes. La inmensa marca de techumbres inclinadas y buhardillas puntiagudas formaban un paisaje desolador. A medida que avanzábamos carretera abajo, descubrí que muchos de los tejados estaban totalmente hundidos. Había algunas casas grandes de estilo georgiano, con tejados de cuatro aguas, cúpulas y galerías acristaladas. La mayoría de ellas estaban lejos de la mar, y una o dos vi que todavía se conservaban en buen estado.



Así describe H.P. Lovecraft el ruinoso pueblo de Innsmouth, donde transcurre uno de sus cuentos más famosos. El personaje de la historia, cuyo nombre no se revela, llega allí para encontrarse con una decadente población dominada por una secta de retorcidos adoradores de los dioses del mar. Es uno de sus mejores relatos, y tiene ese final sorprendente al que tanto recurre el escritor de Providence para dar un efecto de desconcierto al lector.

Aunque Innsmouth no existe en el mapa, y comparte con Arkham o Dunwich ese encanto de la geografía imaginada por Lovecraft, hay poblaciones que compiten por tener el honor de parecerse. De hecho, el autor decía que Innsmouth no era más que la visión degenerada de un pueblo real: Newburyport, en Massachusets.

Pero Newburyport en la actualidad no se parece en nada a lo que imaginó Lovecraft. Por eso, a la hora de hacer una película sobre el relato, el director de cine Stuart Gordon decidió que era mejor buscar otro sitio. Como la producción y casi todo el reparto eran españoles, pues nada mejor que un castizo puerto de mar de esos que se han visto sumidos en el olvido por la desaparición de astilleros y la reducción de la pesca por cosas de la Unión Europea. Así fue como se escogió el pueblo de Combarro, en Pontevedra, un puerto con orígenes que se remontan al reinado de Doña Urraca en el siglo XII.




Dice Gordon que el rodaje en este agreste paraje del norte de España fue una verdadera odisea. "Todo el equipo estaba constantemente empapado con una lluvia que te helaba hasta la médula", cuenta el veterano cineasta. Al final, entre las calles y el clima de este pueblo se gestó la cinta Dagon, que recrea la historia de Innsmouth desde una perspectiva más moderna, sin sacrificar las esencias del relato original, y trasladando el nombre al idioma español con connotaciones ocultistas: Imboca. Los sectarios de la MFP recordamos con cariño esa memorable frase de Paco Rabal en la película (que sería su última aparición antes de morir), en un inglés malo pero entrañable: I SAY THE TRUUUTH!

Ahora, estamos atentos a la aparición de la siguiente película que dará vida al imaginario pueblo creado por Lovecraft. Se llamará simplemente Cthulhu, y es una producción independiente que cuenta, entre otros, con la participación de la chica menos guapa de Sensación de Vivir/Clase de Beverly Hills, Tori Spelling. Ese dato, de entrada, nos provoca más terror que la propia película. De hecho, ya ha salido un avance que no nos deja muy satisfechos. Pero entre las curiosidades que se van conociendo está el sitio del rodaje. Se trata de un pueblo situado en la costa oeste de los Estados Unidos, y al que ya han recurrido en varias ocasiones para servir como escenario: Astoria, Oregon.


Algunos ejemplos. Los más veteranos recordamos esos clásicos de los años ochenta, The Goonies y Short Circuit, o la mala incursión de Schwarzenegger en la comedia Kindergarten Cop, todas ambientadas allí. Pero también hemos visto este pueblo en las lacrimógenas Free Willy, Free Willy 2: The Adventure Home, la innombrable Teenage Mutant Ninja Turtles III, o el filme para niños Benji the Hunted. El ambiente solitario y melancólico del océano Pacífico en Astoria también ha servido para filmar otras dos películas de terror: The Ring, y The Ring Two.

Ahora este puerto de unos diez mil habitantes se convertirá en otra versión de Innsmouth. Esperamos que no nos decepcione.

4 lectores en Miskatonic:

  1. El Erudito dijo...:

    Chapó por el artículo. Tan sólo una duda: ¿La frase de Don Francisco no es I SAY THE TRUTH? Además, en la Semana de Cine Fantástico de San Sebastián fue lafrase más comentada (¡¡a la par que parodiada!!).
    Otra cosa: ¿no habían rodado un mediometraje el año pasado o el anterior en B/N sobre La Llamada? Me suena algo así.

  1. Dr. CroW dijo...:

    Excelente página, ya mismo los estoy agregando al GReader para no perderlos de vista.
    Hace un tiempo escribí un texto dentro del mundo Lovecraftiano, les dejó aquí el link por si les interesa, espero que no se concidere SPAM, si es así, pues nada, a borrar el comment:

    En La Buhardilla I II III IV V VI VII

  1. El Arcano dijo...:

    Uhm, yo confío más en la memoria del Erudito que en la mía, así que lo corrijo:

    I SAY THE TRUUUUTH?

    La peli de clanco y negro del año pasado, The Call of Cthulhu, toda en en blanco y negro, creo que va de la historia del cuento de Lovecraft del mismo nombre. yo no la he visto, y no he encontrado referencias a Innsmouth en ese filme. Si alguien sabe de algo, que me lo diga.

    Al dr. Crow, gracias por el aporte. A ver si mañana lo ponemos en una entrada para que más gente lo lea.

  1. Dr. CroW dijo...:

    Se agradece, aunque no creo que mi texto de para tanto.

 
© Miskatonic.es | Plantilla creada por Chica Blogger | Imagen de Miskatonic.es creada por Petter Haggholm: "Escape from R'lyeh"