Caigo: una poesía descendente

Si bien no soy muy habitual en esto de la poesía, en esta ocasión me arriesgo. A ver qué tal.

Caigo.
Entes bulbosos amortiguan
mi descenso caótico y fatal
¿Qué más da pues ya estoy muerto?
Y los fragmentos de alma
que me intentan succionar
ya huyeron.
Solo soy cáscara
rebotando entre miasmas
de seres pútridos.

Sí, caigo.
Y deseo llegar al fondo,
posar mis restos en el Averno;
matriz, útero,
de seres nacidos antes de Cronos.

Miro hacia mi final
cuando los monstruos descansan.
Vislumbro una ciclópea llanura,
glauca y pulsante.
Quiere abrazarme y yo,
yo...
quiero perderme en ella.

¿Qué es eso?
¡No!
Dejadme alcanzar mi sueño.
No desgarréis mi ser
antes de tiempo.

Cerrad las fauces,
ocultad colmillos de ponzoña
y guardad vuestro hálito.
Apartaos de mi senda al infierno
pues es mi destino
ser ángel sin alas.

Por favor.
Os lo imploro.
No me neguéis mi anhelo.
Por favor.
No quiero entregaros
mi último grito.

Otra vez.
Aquí otra vez muero.

6 lectores en Miskatonic:

  1. El Demiurgo dijo...:

    Mu bien campeon, me a gustao, sigue escribiendo esas cosicas que pronto te publicaran el libro de una p... vez.

  1. KiRiN (the WolF) dijo...:

    Pues a mi me ha gustado y mucho!

    Además, me gusta ver la coherencia permanente de tematica en el sitio.

    Un saludo muy grande


    Kirin.

  1. +34961117210 dijo...:

    Q es glauca???!!!

  1. El Erudito dijo...:

    Verde claro. Imagnínate un corazón de ese color (por eso añado lo de pulsante).

  1. Anónimo dijo...:

    If you are open to having a guest blog poster please reply and let me know. I will provide you with unique content for your blog, thanks.

 
© Miskatonic.es | Plantilla creada por Chica Blogger | Imagen de Miskatonic.es creada por Petter Haggholm: "Escape from R'lyeh"